Todo lo que tienes que saber sobre indemnizaciones por despido

Las dudas sobre la indemnización cuando una persona es despedida de su trabajo siempre ocasiona mucha incertidumbre sobre si la empresa está o no obligada a pagar una cuantía por ese despido. Desde Grupo Quílez queremos despejar todas las dudas explicando los diferentes tipos de despido que existen y la cuantía que conlleva cada uno.

¿Qué es una indemnización por despido?

Se trata de una compensación económica que percibe un trabajador que ha sido despedido. Aunque no siempre existe la obligatoriedad de indemnizar a un trabajador, para ello, antes de calcular la cantidad, debemos conocer si la calificación del despido implica indemnización o no.

Importante. Nunca debemos confundir la indemnización con el finiquito, pues el segundo siempre se realiza, sea cual sea, el motivo del despido.

¿Cuándo podemos cobrar una indemnización por despido?

Como hemos mencionado en el apartado anterior, para saber si existe obligación de indemnizar a un trabajar por su despido, así como conocer la cantidad de la misma, primero debemos saber la calificación del despido. Existen un total de 5 despidos: despido improcedente, despido procedente, despido nulo, despido objetivo y despido colectivo.

Veamos las características de cada uno:

  • Despido improcedente. Hablamos de aquellos casos en los que el despido se realiza de manera injustificada. En esta situación la empresa puede readmitir al empleado (no habría indemnización) o finalizar su contrato de trabajo (sí habría indemnización). En cuanto a la cuantía, al trabajador le corresponde 45 días de salario por cada año trabajado hasta el 12 de febrero de 2012 (con un límite de 42 mensualidades) y 33 días de salario por cada año trabajado a partir del 12 de febrero de 2012 (con un límite de 24 mensualidades).
  • Despido procedente. En este caso, el empresario ha justificado de forma correcta el despido por lo que no está obligado a indemnizar al trabajador.

  • Despido nulo. Un despido es nulo cuando atenta contra los derechos fundamental y libertades de un trabajador. Por lo tanto, la indemnización no tiene lugar pues el trabajador sería readmitido.
  • Despido objetivo. Este tipo de despido se basa fundamentalmente en razones técnicas, económicas o de fuerza mayor. Normalmente la indemnización equivale a 20 días de salario por año trabajado con un límite de 12 mensualidades.
  • Despido colectivo. Este último se refiere a un despido de varios trabajadores bajo un mismo argumento. Esto implica una indemnización de 20 días de salario por año trabajado con un límite de 12 mensualidades. Aunque en estos casos, los empleados suelen recurrir a sindicatos con la posibilidad de aumentar la cuantía.

3 consejos prácticos ante un despido

Sabemos que al recibir una carta de despido lo más normal es que estes nervioso, no leas con detenimiento todo lo que pone y firmes sin saber exactamente, en muchos casos, cual es el motivo del despido. Desde Grupo Quílez te damos 3 consejos prácticos:

  • Exige siempre la carta de despido por escrito.
  • Identifica el tipo de despido ante el que te encuentras.
  • Comprueba todos los conceptos del finiquito.

Si tienes alguna duda sobre este tema, estaremos encantados de atenderte.

Registro horario: sanciones por incumplimiento

Desde marzo de 2019, las empresas están obligadas a llevar a cabo un registro horario de la jornada de trabajo de cada profesional vinculado a la organización, así como de guardar este registro y ponerlo a disposición de sus trabajadores.

Según la ley, este registro horario debe incluir la hora de inicio y finalización de cada jornada, tanto si se trabaja presencialmente en la oficina como en remoto.

Casi tres años después de su entrada en vigor recordamos que el objetivo de esta ley es garantizar el cumplimiento de los límites en materia de jornada, de crear una seguridad jurídica por parte de las empresas y facilitar el control por parte de la Inspección de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Con el objetivo de hacer cumplir esta Ley, el Ministerio de Trabajo está realizando inspecciones de trabajo a todas las empresas alcanzando la cifra de 9.000 infracciones en estos 3 años.

Pero, ¿cuáles son las sanciones a las que se enfrenta una empresa por incumplir la Ley de Registro Horario? ¡Te lo contamos!

Posibles sanciones por incumplimiento del control horario

Si eres una empresa y no has cumplido con algunos de los requisitos u obligaciones incluidas en esta ley supone incurrir en una infracción que puede variar entre los 626 euros hasta los 187.000 euros dependiendo de su gravedad.

  • Infracciones leves. La ley considera que una empresa ha cometido una infracción leve cuando esta no informa a sus trabajadores sobre sus condiciones laborales o no pone a su disposición el registro horario. En este caso la multa oscila entre los 60 y los 625 euros.
  • Infracciones graves. Este tipo de sanciones se imponen cuando los empleados no cobran las horas extras que han realizado o cuando existen irregularidades en el mismo control horario. La multa oscila entre los 625 y los 6.250 euros.
  • Infracciones muy graves. Se considera infracción grave cuando un trabajador ha hecho más de 80 horas extraordinarias, no se han registrado las horas extras de forma correcta o si las horas extras las han realizado menores de 18 años. Estas infracciones oscilan entre los 6.250 euros y los 187.515 euros.

Exenciones en la Ley de Registro Horario

En primer lugar, queremos destacar que dentro de esta normativa existen exenciones recogidas en el artículo 2 del estatuto de los trabajadores. Entre los profesionales que no tienen que cumplir esta obligación se encuentran:

  • Altas direcciones.
  • Trabajadores domésticos.
  • Deportistas profesionales.
  • Artistas en espectáculos públicos.
  • Abogados.

Consejos para cumplir con la Ley de Registro Horario

Existen dos formas muy sencillas de evitar incumplir esta ley:

  1. Herramientas que se adapten a la regulación.

Existen cientos de sistemas que permiten fichar a tus empleados ya sea de forma presencial o digital. Este tipo de herramientas deberán cumplir dos requisitos:

  • Capacidad de almacenamiento de todos los datos durante 4 años.
  • Incluir hora de inicio y final de jornada, descansos, datos del trabajador…

En el caso de que las empresas quieran implementar una herramienta para el registro del horario digital debe respetar la ley de protección de datos personales.

  1. Asegúrate de que los trabajadores cumplen la normativa

Como bien sabes, si un trabajador no cumple con su registro horario o lo hace de forma incorrecta, la responsabilidad recaerá sobre la empresa. Por ello, es importante explicar a los trabajadores como se debe realizar, que conozcan todos los detalles y tengan a su disposición el informe con sus registros.

Desde Grupo Quílez te damos estos dos consejos claves para evitar incumplir con la normativa, aunque si después de leer este artículo aún tienes algunas dudas, estaremos encantados de atenderte.