Subes al coche y antes de arrancar colocas el móvil delante de la caja de cambios. Lo enciendes y ves que te has olvidado cargarlo, pero no pasa nada, porque para eso está el puerto USB de tu coche. ¿O no?

Si eres de los que suelen cargar el móvil mientas conduces de camino al trabajo o durante cualquier trayecto, deberías dejar de hacerlo, pues no es bueno cargar el móvil en cualquier toma USB, incluso podría ser negativo.

Una toma USB no siempre es un puerto de carga
Aunque pensemos que cualquier USB del coche es perfecto para cargar nuestro móvil, debemos tener en cuenta que no están pensado para ello. El motivo es que el puerto USB del coche da menos electricidad de la que necesita nuestro teléfono para cargarse, provocando que el móvil consuma una energía mayor que la capacidad de dicho puerto. Algunas de las consecuencias de cargar el móvil en el coches es que se dejen de cargarse, se bloqueen o incluso deje de funcionar.

Normalmente, los fabricantes usan USB 1.0 y USB 2.0 para los coches pues están pesando para conectar un pen drive y reproducir música, por ejemplo, pues no necesitan tanta energía.

Cómo cargar el móvil en el coche
Aunque si que existe una forma de cargar el móvil en el coche sin correr el riesgo de estropearlo. Y es que, lo mejor sería comprar un cargador para el móvil y conectarlo al puerto del mechero. De esa forma, obtendrías la energía suficiente para cargar el dispositivo.

Recuerda, debes conectar tu teléfono antes de arrancar el coche, pues usar el móvil conduciendo está prohibido. Si todavía no tienes tu permiso de conducir, ven a nuestras autoescuelas situadas en Villar del Arzobispo y en Llíria y aprende con los mejores.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *