La importancia del seguro de vida: protege a tus seres queridos

“No tengo pensando morirme todavía”, “Soy muy joven para contratar un seguro de vida”, “No creo que pueda ser beneficioso para mi familia”.

¿Te suenan estas frases? Suelen ser las reacciones normales al mencionar la contratación de un seguro de vida, pero debes saber que el objetivo principal de estas pólizas es garantizar la tranquilidad económica de tus seres queridos ante cualquier incidencia grave, gracias a que cubre los riesgos de invalidez permanente absoluta o fallecimiento. En el artículo de hoy hablamos sobre los motivos por los que contratar este tipo de seguros y cuáles son las coberturas que deben incluir.

¿Por qué debería contratar un seguro de vida?

El objetivo de contratar un seguro de vida es proporcionarte tranquilidad a ti y a tu familia:

Proteger financieramente a tu familia. En caso de tu fallecimiento, un seguro de vida puede proporcionar a tu familia el dinero que necesita para cubrir sus gastos diarios, como la vivienda, la comida y la educación. Así mismo, también cubriría los costos del funeral y del entierro.

Pagar las deudas. Un seguro de vida puede ayudar a pagar tu hipoteca, préstamos estudiantiles, deudas de tarjetas de crédito y otras deudas pendientes.

Planificar la sucesión. Otro aspecto importante que incluye la contracción de un seguro de vida es la posibilidad de crear un fondo para la educación de tus hijos o para otros objetivos futuros.

Desde Grupo Quílez siempre aconsejamos a nuestros clientes que el mejor momento para contratar un seguro de vida es cuando eres joven y saludable. Esto te ayudará a obtener la mejor tarifa posible y asegurarte de que la cobertura esté disponible cuando la necesites. Sin embargo, incluso si eres mayor o tienes problemas de salud, es posible que aún puedas obtener un seguro de vida.

Coberturas de un seguro de vida

Las coberturas de un seguro de vida pueden variar dependiendo del tipo de póliza que se contrate, siendo la cobertura básica el fallecimiento. SI el tomador de la póliza fallece, la compañía aseguradora pagará un capital a los beneficiarios designados en la misma.

También incluye otras coberturas adicionales, por ejemplo:

  • Incapacidad total y permanente: Si el asegurado sufre una incapacidad total y permanente que le impide trabajar, la compañía aseguradora le pagará un porcentaje del capital asegurado.
  • Enfermedades graves: Algunas pólizas de seguro de vida ofrecen cobertura en caso de que el asegurado sea diagnosticado con una enfermedad grave, como cáncer o infarto.
  • Doble indemnización: En caso de fallecimiento del asegurado por accidente, la compañía aseguradora pagará el doble del capital asegurado.
  • Muerte accidental: Cubre el fallecimiento del asegurado por accidente, pagando un capital adicional a los beneficiarios.
  • Orfandad: En caso de fallecimiento del asegurado, la compañía aseguradora pagará un capital a los hijos menores para cubrir sus necesidades educativas y de manutención.
  • Accidentes: Cubre los gastos médicos y de hospitalización en caso de accidente.
  • Asistencia en viaje: Cubre los gastos médicos, de repatriación y otros en caso de accidente o enfermedad durante un viaje al extranjero.

¡Consejo! Es importante leer cuidadosamente las condiciones generales y particulares de la póliza antes de contratar un seguro de vida para conocer las coberturas específicas que ofrece. Al igual que es imprescindible comparar las diferentes opciones de seguros de vida disponibles en el mercado antes de contratar una póliza para elegir la que mejor se adapte a tus necesidades y presupuesto.

Desde Grupo Quílez nos ponemos a tu disposición para aclarar cualquier duda sobre los seguros de vida.