Los gastos de un rescate de montaña

Los gastos de un rescate de montaña

Este domingo tres guardias civiles fallecían al caer su helicóptero durante el rescate de un montañero herido que había solicitado asistencia en la montaña de La Polinosa, en los Picos de Europa, en León.

Aunque pocas comunidades lo están aplicando, algunas autonomías han tomado cartas en el asunto y han promulgado leyes para que en los casos que se trate de imprudencias o negligencias sean los propios afectados los que asuman el gasto de su rescate. De hecho, cada vez son más los montañeros o senderistas que contratan un seguro por un reducido coste antes de emprender su aventura.

Una llamada de auxilio al 112 supone poner en marcha un amplio dispositivo de emergencia que va desde vehículos todoterrenos, helicópteros o fuerzas y equipos de seguridad que como en el caso de León arriesgan su vida para salvar la de otros.

Para hacer frente a este tipo de eventualidades, las compañías aseguradoras han desarrollado productos específicos para cubrir cualquier incidente como es el caso del seguro para la práctica de la micología. Con la llegada del otoño, son muchos los aficionados a la búsqueda de  setas que peinan durante horas los montes de la Comunidad Valenciana con el único objetivo de llenar su cesta. Unas setas que en muchas ocasiones salen demasiado caras a las arcas públicas que todas las temporadas tienen que movilizar a equipos de  búsqueda ante la llamada desesperada de algún familiar que denuncia la desaparición de una persona.

Hay que tener en cuenta que una hora de vuelo de un helicóptero de la Guardia Civil tiene un coste estimado de 1.500 euros, a los que hay que añadir todo el gasto que supone movilizar una dotación de bomberos, facultativos médicos, ambulancias, traslados a hospital, gastos farmacéuticos… en definitiva, un gran número de medios y personas que ponen en riesgo su vida para salvar la de otros y que como en el suceso del pasado domingo,  acaban teniendo un coste incalculable como ha sido la pérdida de tres personas.